11/16/2023

Los verdaderos enemigos del país están adentro

Eternos oliGarcas. Se hacen llamar los "capitanes de la industria" y se juntan en siglas con A.E.A.  o tertulias hoteleras como el Coloquio de IDEA, Círculo Rojo, etc.


Agotados. Abrumados por los precios de alimentos y servicios estamos en vilo. El país en la incertidumbre. Massa impávido. Sólo cambió de Secretario de Comercio. Gatopardismo. Las multinacionales alimenticias primero levantaron los precios, cambiaron el gramaje de los envases y después se sentaron a conversar con el gobierno para hacer el acting de colaboración.  Massa hizo advertencias al viento.

La inflación bajó al ocho mensual y parece un milagro. Los supermercados se volvieron una exposición de productos, casi un museo para ver lo que NO se puede comprar. Somos un país productor de alimentos pero a precios dolarizados y en niveles incontrolados. Es insólito que en países europeos la comida valga menos que en la Argentina. 

Los dueños de la producción de alimentos, desde las materias primas hasta elaboradas para el mercado interno son multinacionales y también empresas criollas que han demostrado una falta de amor por el país, por su pueblo.Nos tratan como si los argentinos fuéramos entes pixelados, sin alma, sin sangre, en una fría pizarra de una oficina de marketing o de la gerencia comercial. 

La oligarquía, el llamado Circulo Rojo, los aglutinados en AEA y otras siglas que se dedican al loby político; son los mismos de siempre, jamás juegan para el país. Sus propios trabajadores son entes que cobran sueldos lamentablemente.  Lo único que quieren escuchar y pugnan por ello, es que el Estado No les cobre nada, les deje hacer lo que se les antoje y poder echar gente cuando les plazca. 

Tanto Massa como Milei se esmeraron en complacer a esta oligarquía. Se desvivieron en quedar bien con ellos. Son sus verdaderos mandatarios directos o indirectos. Son los que fugaron, birlaron, parasitaron el Estado argentino por antonomasia. Son lisa y llanamente unos chupasangre del pais, por eso  NO se explican en el exterior el porqué la Argentina está como está siendo tan pródiga en recursos naturales. 

Los cagadores e hijosdeputa están adentro. Trajeados, enjutos, con buenas corbatas y gestos diplomáticos en las tertulias hoteleras. 

"No tengo amigos entre los empresarios sino conocidos" dijo Massa en el último debate, mientras Milei que ya lo frecuentaba desde el año 2013, sonreía y esperaba el crecimiento repentino de la nariz para esquivarla.

El empresariado "gordo" de la Argentina y sus metástasis en la producción agropecuaria, es el que le está sacando el pan de la boca a los argentinos. Sé que es un recorte abrupto de los multi factores de esta decadencia, pero es una de las causas de esta impotencia o desazón nacional. 


---


Suscribirme 


Todas las memorias caen al vacío, donde el presente es un desfiladero al precipicio. El negacionismo, los riesgos de una restauración ultra liberal y otros males son datos de una realidad paralela que no reemplazan al guiso de alitas de pollo con arroz. La gente vota con el estómago. 

En esta selva de la decadencia humana primero se come después se piensa. 

En ese marco lamentable, de un minúe condescendiente con los oligarcas hijodeputa, ninguno de la compañerada quiere escuchar discordancias. Atravesamos un momento de zozobra, confusión y el absurdo de elegir entre el menor de los males. 

Massa jugó con Milei "como juega el gato maula con el mísero ratón". Ganó una contienda televisiva que lo hace vislumbrar como el próximo presidente. 

Hay una corriente pasional del campo nacional y popular que desdeña toda conjetura sobre un eventual traspié del candidato de los unidos por la Patria.

La compasión por el más débil es un sentimiento inexplicable y la adhesión al más reaccionario por la desesperación general se juntan en un bodoque insoportable e imposible de creer.

Está flotando en el aire un epifenómeno no controlado por los aparatos provinciales, por los aparatos de campaña que hace sospechar que Javier Milei puede ganar. 


Alcides Cruz



---

Suscríbete sin cargo al Canal Comunitario - Hacé click en este enlace y dános tu apoyo




Continuar leyendo Los verdaderos enemigos del país están adentro

11/14/2023

Tiempos bizarros

La bizarría es el valor y la decisión en la forma de actuar ante situaciones que necesitan arrojo. La Marcha de San Lorenzo tiene en sus versos esta palabra. En estos tiempos de post verdad el concepto mutó a definir lo extravagante, a lo raro. A eso se refirió el Jefe de jefes. 



No hay grieta porque es imposible la disidencia. La uniformidad del poder aplana al republicanismo y minimaliza la democracia.  Toda la oficialidad de la Renovación  - de legisladores, intendentes y funcionarios - aplaudió a palmas batidas al Conductor que expresó las tres o cuatros frases consabidas en el teatro. 

La mansedumbre y nobleza del pueblo misionero es admirable. El status quo aplaude su narcisismo mientras afuera, en la realidad popular crece la indiferencia y llega la sombra de la miseria. Si no fuera por los subsidios, los comedores y merenderos...

La paz social interna de la que habla Rovira es atribuible a la dirigencia multipartidaria exclusivamente. Aplacada o anestesiada con recursos públicos. A eso se reduce la piedra filosofal. Sin embargo subyace el deseo del centralismo al revés. Como la ilusión de que el Obelisco sea enclavado en lugar del Mástil de la avenida Uruguay. (*esto ya lo dije varias veces)

Parangonando una serie televisiva orientalista de los 70s, Sergio Massa, cuál discípulo (Kwan Chan Caine) asentía como Kung Fú ante el maestro Po. (Una digresión que los más jóvenes deberán ir a buscar a Google, ya que está de moda la recomendación).

En otra nota conté el perogrullo de que los gobernadores del Norte Grande, reagrupados en una Liga panperonista mayor, salvaron sus ropas en el individualismo territorial; así también los opositores al gobierno hicieron lo propio. Un per saltum al "que se vayan todos". Resultado: "Nos quedamos todos". Los mismos que divorciaron al pueblo de la política con sus "bon vivant". 

Así se confirmó la premisa. No se se trató de salvar a la Patria ni un acto de arrojo para solucionar los graves problemas económicos y sociales que atraviesa el pueblo argentino. Sólo se trató de consolidar el poder territorial de los mandamases, la telaraña de intereses cruzados, la sostenibilidad de los negocios en la trama político - empresarial. Hoy toda esa denominada con acierto "casta burocrática funcional" se siente a salvo por los próximos cuatro años. Y vamos viendo. 

Seis de los siete legisladores nacionales e inclusive el pseudo opositor Martín Goerling (es de ellos hace largo tiempo) constituyen el as en la manga que blande Carlos Eduardo ante su elegido presidenciable. 

El presente amorío tiene la misma tarjeta filigranada: "dame la plata y dejame a mi" la discrecionalidad. 

El acompañamiento condicional con los votos en el Congreso relució en el discurso de Rovira recalcando una contradictoria postergación histórica de la provincia frente al poder central. Si nos remitimos a los libros el asunto no es tan lineal como lo presenta. La historia reciente del gobierno renovador esta tamizada de extraordinarios flujos de obras y fondos nacionales e internacionales. 

La integración de Misiones al Territorio Nacional pronto cumplirá 70 años; fecha en la que el Presidente Juan Domingo Perón la declaró provincia argentina. En el fondo están su recuperación territorial con la Guerra de la Triple Alianza donde fue la sangre de muchos argentinos. Luego debería reconocerse el ideario confederal cuasi secesionista que atravesó a la Mesopotamia con el artiguismo, la Liga de los Pueblos Libres y otros caudillos frente al Puerto de Buenos Aires. La autopercepción rovirista es por lo menos discutible. 

Rovira : "No nos sentimos integrados ni en nuestra historia nacional, que siempre ha sido mezquina y en las concreciones estamos lejos de un concepto de país integrado en el cada uno valga lo mismo".

---


Suscribirme 


En ello va una aduana especial para producción primaria, con un puerto carísimo proporcional por tonelaje en comparación con el tren. Y sin barcazas. Luego más porcentaje de coparticipación en nombre de un federalismo troyano para los negocios, sin sacar del medio a la llamada aduana paralela ni deponer subsidios al transporte, la electricidad, el gas y a toda ocurrencia al plato. 

El mito edificado en los últimos veinte años con la nidificación en la legislatura, el bastoneo y la caja, es propagandizado como un modelo de "exportación" a otras provincias. La idea de "concordia" que se practica en Misiones No es aplicable al llamado de Unidad Nacional. 

Massa escuchó la oración simple que Rovira dejó caer como regando el patio, una obligación ineludible: "la palabra empeñada"; la metáfora de un pagaré sin protesto. Todo es bizarro. 


Alcides Cruz



---

Suscríbete sin cargo al Canal Comunitario - Hacé click en este enlace y dános tu apoyo




Continuar leyendo Tiempos bizarros

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital