11/07/2021

¿Rovira quiere ser Presidente de la Nación?




Que Carlos Rovira haya manifestado su hartazgo con el gobierno nacional y al tiempo anunciado un armado confederal con algunos Estados proclives al provincialismo es un asunto de alto voltaje institucional.

Solamente el fragor de campaña que se focaliza en el 40% del electorado de la Provincia de Buenos Aires o la Capital Federal tapó el estruendo de semejante apuesta. 

La construcción "con otras fuerzas políticas del país" es la consecuencia del repudio sobre el veto presidencial a la instauración de un régimen aduanero especial. Rovira usó la palabra "vehemencia" para sostener que "cuando el negativismo se dé, no queda otra que plantarse". 

Una contienda civilizada con los buenos modales de la modernidad. Es la terminación de las simulaciones, de las apariencias aliadas.  Misiones juega como una provincia maquiavélicamente mercenaria. De toma y daca. 

La estrategia de "negociación por posiciones" es el fin de cualquier negociación en sí misma porque No admite nada intermedio. "Si no votan las cosas de Misiones NO vamos a votar las cosas nacionales" dijo. 

Indudablemente ya es una decisión tomada por Rovira, a pesar de la coloratura proselitista que tal advertencia contiene contra el gobierno de Alberto + Cristina. 

Estos mensajes caudillistas rinden sus frutos territorio adentro y deja perplejos a los de afuera. 

El argumento que emula "La Tercera Posición" del gobierno de Perón en la Guerra Fría, colocando al Bloque Renovador misionerista "por fuera de la grieta", es la piel de cordero que cubre al lobo estepario. 

Una muestra de la disonancia es la comentada reunión con la máxima autoridad del FMI, Kristalina Georgieva referida a "los bonos de carbono misioneros", cuando el país debate milimétricamente el pago del muerto dejado por el gobierno de Macri. El ministro provincial de Cambio Climático, Patricio Lombardi, mantuvo otra reunión en Glasgow con Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, y firmó un acuerdo con Colombia, Costa Rica, Ecuador y diez naciones africanas para “conseguir un precio justo” por el carbono. 

Diario La Nación


(La Casa Rosada, el Palacio San Martín o el Ministerio de Ambiente No agendaron oficialmente como país el despliegue autónomo de Misiones aunque Rovira haya afirmado por su cuenta que la Argentina NO manejo un plan concreto como Estado Nacional, salvo Misiones)

El país - como un todo - es afligido por los poderes extranjeros y las corporaciones locales asociadas. La versión seminarista, "superadora de la grieta" no cuaja, no es pertinente. Va más allá de la aversión al kirchnerismo o el repentino desamor con el macrismo. Es tiempo de unidad nacional hacia afuera y hacia adentro sin fisuras, sin tesis individualistas. Lo primero que hay que resolver es Patria o colonia. 

La gran revelación de Rovira es la urdimbre con Salta, Neuquén, Chubut, Río Negro, Córdoba y posiblemente San Juan de un bloque confederal, en tanto que conlleva implícita la idea de un "neo revisionismo" histórico de la relación Nación - Provincias. 

(Con Misiones, Salta y San Juan la Embajada de los Estados Unidos tiene entusiastas relaciones diplomáticas internas)


Una reedición de la transversal estructura de poder en la República Argentina, entre compañeros y correligionarios más otras cepas anti centralistas de la Nación, no es un ensayo ni un simple escarceo. 

La Renovación juega dos planos. Da por hecho que el gobierno de Alberto + Cristina perderá las elecciones a manos de las derechas, más la consecuente debilidad del Presidente y del oficialismo nacional para concretar una agenda de gobernabilidad.

Cómo lo expresó él mismo, Rovira da por descontado que tendrá éxito en su épica restauradora. Vale presentir que existen acuerdos semi cerrados para después del 14 de noviembre. 

Tienta preguntar abiertamente entonces, si detrás de "La Idea" asoma una real pretensión de ser candidato a presidente en el 2023. 

¿Un presidente salido de la Mesopotamia que concrete los postergados sueños liberales ( hoy de derechas) de Justo José de Urquiza? *. 

Alcides Cruz 

---

* Urquiza fue gobernador de Entre Ríos (1841) y el primer presidente constitucional argentino. Promocionaba la libre navegación de los ríos. Vencedor de Rosas en la Batalla de Caseros. 
Sin la aduana y el puerto la Confederación tenía una economía frágil.  Las únicas provincias rentables eran las encerradas por los ríos Paraná y Paraguay. El resto subsitían como podían. Urquiza hizo todo lo posible para romper el bloqueo de Buenos Aires. Firmó convenios con Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Brasil. Hacia 1850,  Entre Ríos era la provincia más próspera y atraía las inversiones extranjeras. Se alió al Emperador Pedro II de Brasil para enfrentar a Buenos Aires y a cambio de pertrechos, hipotecó los territorios de Corrientes y Entre Ríos juntos,  ademas de las recaudaciones impositivas. 
El proyecto de Urquiza comienza a desmoronarse por 1857; casi desesperado dicta una ley de derechos diferenciales que aplicaban a los productos importados que llegaban a la Confederación sin pasar por el Puerto de Buenos Aires. 
Eso hizo estallar a los porteños. El gobernador de Buenos Aires, Adolfo Alsina entonces impide el paso de los productos comerciados por la Confederación. El 23 de octubre de 1859 Buenos Aires y la Confederación se enfrentan en Cepeda. Al triunfar Urquiza instala su campamento en Flores; en noviembre de ese año, firma el llamado Pacto de San José de Flores. Buenos Aires se comprometía a entrar en la Confederación y el resto de las provincias iban a aceptar las reformas que los porteños le harían a la Constitución de 1853. 
El pacto no duró mucho tiempo. Buenos Aires tardó en cumplir con su parte y volvió el enfrentamiento armado en las cercanías del arroyo Pavón. Urquiza tenía superioridad de fuerzas, pero entregó su ejército cuando ya había vencido a las tropas de Bartolomé Mitre en el campo de batalla. Esa decisión fue imperdonable para muchos de la época; Buenos Aires se consolidó como el centro del poder y nunca lo abandonaría. 
Urquiza era un hombre económicamente poderoso con campos, ganado, barcos, mensajería; tenía acciones en bancos y hasta en diarios. Buenos Aires hacía ganar millones a las empresas extranjeras; Urquiza estaba nacionalizando las rentas de la aduana. Los ingleses hubieran hecho cualquier cosa para voltearlo si tomaba todo el poder. Finalmente se presento a competir por la Presidencia y perdió con Sarmiento. 
Lo curioso es que Urquiza llamó a las provincias al Pacto de San Nicolás en 1952, que fue la antesala de la Constitución Nacional de 1953 donde se estableció el perfil de liberalismo económico con la libre navegación de los ríos y la supresión de las aduanas internas. Cada provincia debió ceder parte de su poder para integrarlo a un poder central en la llamada Confederación Argentina. 
Las Bases de Alberdi y la Constitución de los Estados Unidos sirvieron para crear nuestra Carta Magna de 1853 firmada en Santa Fe por las provincias que conformaban la Confederación con Capital en Paraná: Catamarca, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Salta, San Juan, San Luis, Santiago del Estero, Tucumán , Buenos Aires y la anfitriona. 






---

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital