10/24/2022

Garupá. La Renovación ordena candidaturas. Un concejal en su laberinto.

Para comenzar lo repetido. La política de Garupá está en proceso de transformación. El tiempo que todo lo revela dirá si se consolida un cambio de época o sencillamente se fosiliza el perfil de un pueblo con una pasmosa dualidad: la realidad por un lado y lo que atañe al futuro por el otro. 




Es visible que los garupaenses, como en todo el país, están acuciados por otras urgencias mientras ocurren los cimbronazos y las reacciones vengativas. O en los contertulios se dirimen intereses propios de la política en su salsa. 

El radialmente comentado "corte de víveres" que habría recibido el Presidente del Concejo Deliberante, Dr. Juan Carlos Viana, sería un episodio más de las incesantes pequeñeces, cuando - al parecer - le quitaron la bienaventuranza de los exámenes médicos para el carnet de conducir. 

El oficialismo municipal presuntamente habría derivado las certificaciones al Dr. G. que puso su consultorio al lado de la clínica de Viana.  El bolsillo, la víscera más sensible, no se arregla con antiespasmódicos. Peor si se confunde el negocio privado con la función pública. 

Los observadores ocasionales vieron al Dr. Viana en sendas reuniones con Julio Argentino Gadea y Lucho Ripoll. Entre reproches y monsergas, habría cambiado el curso de los rieles de un tren cargado de sinsabores que llegará finalmente a las elecciones provinciales del año próximo. 

Viana obró con lealtad durante su breve mandato en reemplazo de Ripoll convaleciente. Al segundo de querer auscultar los resfriados del sistema de oxigenación del Poder Ejecutivo, los eosinófilos ripollistas se activaron para rechazar cambios eventuales. Hete aquí que se vió a "Lucho" andar a gatas para No descuidar la médula de su poder. 

La confianza se quebró dando lugar a un período - no extinguido - de desilusión y lejanías. Viana, otrora guardián y cancerbero del ripollismo, supo en los hechos, que fue puesto como concejal para recibir órdenes y no pensar por sí mismo. Además del collar, nunca al lado de un Ripoll puede dejar de ser perro. 

Si es verdad todo lo que se dice en bambalinas, Viana deberá elegir entre quedar anestesiado y castrado políticamente o romper la cadena. 

La intriga de hoy gira alrededor de un Concejo Deliberante con relaciones esquizofrénicas con el Departamento Ejecutivo. Se asiste al desquicio de que el intendente y los secretarios le endilgan a los concejales actitudes violentas que atentan contra la gobernabilidad. Un traslado del vicio de origen donde el Intendente sostiene que los ediles deben avenirse a hacer todo lo que él pide. 

En otro quincho, se vislumbró un consorcio de candidatos que orejean naipes marcados por un destino inexorable de juntarse o perecer en soledades insuficientes para empresas individualistas. 

Las fuentes geolocalizan al Dr. Francisco Ojeda como un anfitrión de más de una veintena de dirigentes principales y secundarios, con el fin de pespuntear un sentido común para un  frente electoral. 

El médico del pulgar para arriba encabezó la proposición de encabezar esa conjunción astral de planetas y satélites, manteniendo la nebulosa de un proyecto en ciernes. Los concurrentes No saben como será el próximo Big Bang en Garupá. Lo único que exigen para abordar la nave es el apoyo espiritual y material - con bendición si es posible -  del conductor Carlos Eduardo. En caso contrario, cada uno se declarará en libertad de acción o resignación. 

Una reunión sanadora con el gobernador Oscar Herrera Ahuad habría indicado el remedio, conciliando posiciones entre Francisco Ojeda y el concejal Miguel Rauber bajo la radiografía de una encuesta local que le otorga una interesante prevalencia al galeno sobre el telefónico. 

Entre dóciles y resistentes estuvieron los dirigentes Raquel De Morais, Aníbal Lehman, Damián Monzón. 

Esta secuencia presume un plan disruptivo con relación al armado comicial, donde las fuerzas espaciales de Garupá orbitarán en derredor de 5 o 6 sublemas por el oficialismo renovador. 

Tal como se otea el provenir y se olfatea el cotidiano, la carrera por la segunda demografía de la provincia tendrá en sus carriles al intendente Luis Ripoll por su cuarto mandato en este siglo, al empresario de la mecánica automotriz Juan Pereyra, al empresario del comercio y el espectáculo Alejandro Casares, al "prospectus familis" René Roa y al susodicho Francisco Ojeda. 

Aunque parezca apresurado en vistas al mes de junio o un ratito antes, la ansiedad consume y acelera los tiempos.  Sobre todo cuando la fórmula Passalacqua - Spinelli ya ni siquiera sorprende de tan rumoreada. (Una novedad sería una competencia de lemas con Stellato - Arce en otra propuesta). 

Así también, las irresueltas discordancias de los dirigentes renovadores, dejan los cielos abiertos para el vuelo libre de los pájaros del macrismo y otros seres extraterrestres. 

Hay una historia que cuenta que Napoleón le dijo a su ayudante: "Vestime despacio que estoy apurado" para No cometer más errores. Puntos suspensivos...

Alcides Cruz


 


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital