10/23/2022

Garupá. No cesa el fuego cruzado entre Ripoll y los concejales.

Causó mucha sorpresa en el Concejo Deliberante de Garupá, el nuevo rechazo del Intendente Luis Ripoll a la ratificación de la Ordenanza que prohíbe la contratación de personal en todos los niveles y modalidades. 

La resolución 020/ 2022 rechaza lo ratificado por el HCD por "mendaz, falaz, viciosa y nula de nulidad absoluta" al tiempo que acusa a los ediles de violentar y pasarle por arriba institucionalmente a la intendencia. 


El nuevo rechazo del rechazo. Una disputa de poder que lleva gastando dos meses largos. En las alturas del Poder falta el aire, y a ras del suelo, el pueblo vive la acuciante realidad de NO LLEGAR A FIN DE MES.


Para los seis ediles que pusieron un freno a la presunta contratación de nuevos empleados municipales, en orden a los escasos recursos preexistentes para dar a los actuales un aumento de sueldo digno, asombra que persistan desde el Ejecutivo Municipal, cuando ya están agotadas las instancias normadas por la Ley de Municipalidades.

Lo único que Ripoll puede hacer es apelar a la Corte Suprema de Justicia provincial para arbitrar el conflicto o bien acatar lo dispuesto por el Concejo municipal.  El nuevo rechazo está bajo análisis de comisión para ver que determinación tomar ante lo que se entendería como una testarudez supina o negligencia jurídica del intendente. 


Los criterios de Luis Ripoll. Aquí reclama para sí la división de poderes republicanos que no admite para los concejales. 


En los considerandos de la resolución, Ripoll dice que los concejales No pueden ignorar ni alegar No conocer lo dispuesto por él; que simplemente se aboca a cumplir lo dispuesto por la La Ley de Municipalidades (Ley XV - Nro 5 -antes Ley 257 - Capitulo 3 inciso I); luego regodea el escrito en el cumplimiento de lo recursos presupuestarios aprobados para este año; por último retinta la obstrucción de los concejales a la gobernabilidad y reclama la "independencia de poderes" en el marco de la Constituciones nacional y provincial. Todo un hallazgo, tras la polémica contradicción del Secretario Municipal José Luis Peralta sobre la inexistencia de la división de poderes y facultades en el gobierno democrático de Garupá. 


En el primer rechazo, Ripoll señaló una intención de daño institucional manifiesto y arbitrario, reservando derechos administrativos, legales  y jurídicos ante las competencias y jurisdicciones pertinentes" como un contraataque a la normativa votada 6 a 1 por el HCD.


Como se sabe, el intendente de Garupá, vetó en todos sus términos la disposición del Concejo Deliberante que le ordenaba cancelar todo nombramiento de personal, en el marco de la crisis inflacionaria del presente y en consideración del atraso salarial que padecen los numerarios municipales. 

De trasfondo hay una desembozada oposición de dirigentes y concejales que son del mismo partido gobernante, la Renovación, con la mirada puesta en las próximas elecciones, pero también, en desaprobación con los modos de gestión que surgieron cuando el jefe municipal fue intervenido de una enfermedad cardiovascular. En el presente la estructura de poder se vale de tres secretarios y dos directores generales. 

El nombramiento de tres directores en la conducción del Departamento Ejecutivo Municipal como "refuerzo" - se presume - provocó mayor erogación en honorarios y el arreglo de contrataciones adyacentes, toda vez que los nuevos jerarcas, ya fueron concejales o candidatos a intendentes y cuentan con tropa de su pelaje. No deja de ser habitual que los acuerdos políticos conlleven compromisos contractuales. 

El intendente Luis Ripoll deslizó a este medio que podría haber nuevas sorpresas, insinuando la anexión de otros dirigentes que arrimen votos en el futuro. Además que en octubre se volcaría de lleno a la arena proselitista aunque se lo ve a menudo en actos muy seleccionados, amigables y sonrientes. 

Las especulaciones y corrillos - que se agitaron entre agosto y  septiembre de 2022 -  indicaban un singular número de 25 nombramientos, vinculados a nuevas áreas como la de Niñez y Adolescencia más la de Género y Diversidad. 

La oficina de Género y Diversidad  sí cuenta con profesionales pre existentes; según fuentes directas, no insume ninguna erogación extra del erario ni nombramientos, por lo que el Concejo accedió a aprobar la ordenanza de su creación. Según relató un funcionario de rango, las técnicas tuvieron que explicar esta situación para que se acepte el proyecto de ordenanza y se dé la adecuación del municipio a la programática nacional y provincial en la materia.

La oficina de Niñez que está en la órbita de Delia Dujaut, NO EXISTE en la realidad, es un fantasma. Recordemos que la ex militante de la agrupación Andresito ( Leyría) terminó defeccionando su antigua lealtad en favor de su sobrino y se le creó el cargo a medida. 

Volviendo al cruce de ballestas y catapultas entre entre Ripoll y el Concejo, ocurrió el pago de un bono NO remunerativo de cinco mil pesos a todos los empleados municipales "ad referendum" de los ediles, bajo el condicionante de retroactividad al mes de julio. No se entiende si es por única vez, si equivale a $1250 pesos mensuales de actualización a octubre o los concejales deben refrendar otro número mayor como un total de 20 mil pesos. 

El concejal de JxC Gustavo Ernst dijo no hace mucho al programa la Voz de Garupá de Hugo Acosta que "esperábamos esta reacción; cuando se intenta regular lo que gasta el municipio y se trata de decirle que No puede gastar como gastaba siempre, hay pataleo; se asesoraron y basaron su declaración de inconstitucionalidad en la Constitución Provincial, donde los poderes están debidamente separados; para el Concejo, la Constitución de Misiones habilita lo que hicimos y a su entender No. Analizaremos con expertos lo dicho y tendremos el derecho a contestar".

Aquel primer veto del Intendente sonó como una advertencia política al cuerpo de Concejales que aprobó la ordenanza, en mayoría de 6 a 1. El Deliberante insistió en su incumbencia y dió vuelta al rechazo de Ripoll con la ratificación por dos tercios de los votos en el recinto. 

Lo que queda en carpeta de los concejales es presentarse ante la Corte en grado sumarísimo, accionar una medida de No innovar porque la tensión institucional y las acusaciones propaladas son graves. 

El Concejo Deliberante representa el poder delegado del pueblo y es el contrapeso de poder, aunque el vulgo cree, por costumbre de un formato familiar que lleva más de dos décadas, que el Poder Ejecutivo dispone y el Legislativo debe acatar. 

Enancado en esa vieja idea, el Poder Ejecutivo de Garupá acentuó la dinámica que, por calcificación consuetudinaria, repica en las puertas de la democracia. 

Si fuera por el ripollismo de antes y el presente, ni siquiera se hubiera convocado a crear la Carta Orgánica. 

Asinomá e´!

Alcides Cruz


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital