10/06/2022

Garupá. Sastrería a medida del Concejo Municipal al Intendente Ripoll


"Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos" escribió en el Poema 20 el Premio Nobel chileno Pablo Neruda . Seis concejales de la Renovación y uno de la oposición están entre enojados y desilusionados con los manejos displicentes del Ejecutivo Municipal. 


"La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos...
es tan corto el amor, y es tan largo el olvido".


El estilo gubernativo de Luis Ripoll y compañía, es muy parecido al modo de Raúl "Tito" Ripoll; un producto de la misma escuela. 

Unicato verticalista, inexorablemente de arriba hacia abajo, sin demasiadas vueltas, de acatamiento incuestionable y obediencia cabizbaja. Según el concejal radical Gustavo Ernst el ejecutivo No está acostumbrado a dimensionar la verdadera existencia de la división de poderes. Hace demasiado tiempo que el Concejo Deliberante - para su modo de pensar - es una escribanía que levanta la mano automáticamente. Nada que envidiarle al gato de plástico dorado que los chinos ponen en la puerta. 

A los concejales, un día cualquiera se les ocurrió empezar a pedir informes, crear ordenanzas controladoras, entender su rol de contrapeso republicano y salir del perfil de pago chico que la costumbre parroquiana había consumado por décadas en pueblo de las canoas. 

---

En los prolegómenos de un nuevo tiempo electoral, un muro invisible separa los dominios. De un lado, en el núcleo ripollista hay resonancias de triunfalismo autorreferencial y del otro, cabildeos de alianzas inmaduras. 

La Ley de Lemas produce estos bodrios en el tejido blando de la democracia, cuyos vasos sanguíneos son bombeados por la Renovación. O mejor dicho, la contradicción de la jauría, que dirime en el plano municipal, quien será el mastín que cuidará la estancia del dueño del partido. 

---

El corrillo malicioso, que hace girar las veletas en las cumbreras de Garupá Centro, asevera que por culpa de los concejales, los empleados municipales de Garupá No reciben aumento salarial. Razón suficiente para poner en guardia a los ediles y rechazar in límine la opereta lenguaraz:




 El salario de los empleados municipales está por debajo de la canasta básica, en la mitad aproximadamente, bajo la línea de pobreza. El sueldo básico de recibo ronda los diez mil pesos. Las remuneraciones No se movieron desde el mes de junio de 2022 pese a que hubo un acelerado aumento de los precios.  En lo que va del año hubo ocho aprobaciones de incremento salarial a todo el plantel. Inclusive un bono. 

El concejal cambiemita Gustavo Ernst adelantó que se analiza en el seno legislativo, transferir hasta un 30% de los excedentes  presupuestarios del 2022 para el mejoramiento de haberes. Viana respondió que hay recursos disponibles para aumentar los salarios a los empleados a partir de aplicar la Ley de Municipalidades en la reasignación de partidas.  

Se recordó que el Consejo Municipal aprobó un congelamiento a nuevas contrataciones para salvaguardar los recursos y favorecer a los actuales empleados. Esa ordenanza fue catalogada de inconstitucional y nula por Luis Ripoll al vetarla de cuajo. Sin embargo el Poder Ejecutivo Municipal No envió ninguna iniciativa de aumento salarial. Mientras tanto otro rumor campea por todos lados; que un beneficio salarial es factible como un dispositivo "zanahoria", si el beneficiario muestra su denuedo militante trillando horas extras por la reelección de Intendente. 

El incómodo concejal Viera manifestó la preocupación y pedido de informes al ejecutivo por la falta de indumentaria de seguridad de empleados municipales.  Asimismo defendió la idea del cuerpo de recategorizar a todos pero el Sindicato UPCN no presentó su anteproyecto de escalas. Luego el concejal Ernst confirmó que se sigue investigando la compra de ropa de trabajo a un solo proveedor directo por más de tres millones de pesos. 

Los concejales respondieron que No hay en la Ley de Municipalidades un instituto legal difuso para litigar contra el Intendente por el retaceo de respuestas a los pedidos documentales que le hicieron. Esa ley reserva el ámbito de denuncias ante la Corte Suprema provincial. No obstante de persitir esta situación podrían analizar el planteo de un juicio político en un futuro.

 



Con relación al subsidio de la Liga de Deportes, el CD tiene el objetivo de ampliar el monto, pero bajo un esquema transparente, dijo Viana. En la perspectiva se balancea la idea de otorgarle un millón de pesos mensuales, pero bajo otro modelo administrativo. Se reiteró la determinación de los concejales de sacarle el subsidio al Club Garupá Propiedades. 

El  presupuesto 2023 debe ser enviado por el DEM el 30 de septiembre y entrar en debate parlamentario en la sesión primera de octubre. El concejal René Roa expreso que van a revisar puntillosamente el proyecto presupuestario y harán las correcciones que crean necesarias, más No aprobar a la ligera o libro cerrado. 

El presidente del Concejo Dr.Juan Carlos Viana rechazó el reciente e intempestivo discurso político más la recriminación a voz alzada que efectuó el Secretario Municipal Julio Gadea, cuando le espetó a los concejales que No trabajan. "Eso está profundamente mal" dijo el Presidente. 

Consultado el cuerpo en general sobre los alcances del empoderamiento de los miembros de Concejo Municipal - sobre todo los de origen renovador - para impulsar ciertos reclamos y exigencias al Ejecutivo, el concejal Vieira aseguro que cuentan con "la plena libertad política para hacer su trabajo".

De entrada, en la inusual conferencia de prensa el Dr.Juan Carlos Viana sentenció: "Este Concejo se mueve en bloque, en todos los aspectos para apoyar a los empleados municipales". Así se mostró amurallado para que el mensaje llegué fuerte y claro a quién le tiene que llegar. 

Y se ponga el sayo que le quepa. 


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital