2/15/2023

Para ganarle a Ripoll No queda otra.



Francisco Ojeda, Ramón Pereyra, Lucho Ripoll, Rolando Roa,  Alejandro Casares,  Ramón Velázquez, Zuly López, Valeria Almirón,  Noelia Leyria,  Dany Valdez, Guillermo Caballero.  Hasta ahora 10 u 11 candidatos visibles más algún tapado por aparecer como muñeco de resorte. 

Mucho cacique y poco indio

La situación que se plantea de aquí en adelante para la Renovación en Garupá es sopesar y compensar los jugadores de esta contienda electoral.

Por lo que se aprecia en primer orden es una remake de lo que ocurrió en el año 2019 dónde la atomización de las candidaturas término configurando dos pelotones muy marcados en votos. De aquellos 15 competidores, cinco fueron los que acopiaron la mayor cantidad de sufragios y pudieron colocar algún concejal. El resto por debajo de los 1300 quedó como arrimador de votos.

Largamente se advirtió que ese esquema lo único que hace es tributar para quién está en la cima del poder: Lucho Ripoll.

A mayor dispersión de candidaturas gana la banca. Y puede pasar lo mismo en el 2023 aunque el padrón de votantes se estire a los 65 mil votantes o más, sobre una población calculada en 120 mil personas. Muchos hicieron el cambio de domicilio en este lapso. 

Cada sublema renovador en Garupá tiene su propia lógica. Solamente se parecen en dos aspectos: 1) Querer ganarle a Lucho - 2) Pero sin ofenderlo demasiado. En la contradicción, la mayoría tira el caballo para atrás. 

No habrá denuncias, ni carpetazos; sí críticas fútiles autorizadas en el manual de instrucciones: las lamparitas quemadas, las calles de barro y cosas por el estilo. 

Miran por el rabo del ojo hacia arriba para saber si los enviados especiales del Jefe los observan trajinar el territorio, porque al menos una media docena ya saben en su interior que van de relleno. El premio consuelo post electoral es lo que cuenta para ellos. Solo quieren cumplir. 

Pesa el costo operativo del proselitismo dado que únicamente dos o tres tienen recursos propios para afrontar la compulsa. El resto aguarda los sobres de campaña, que a prima facie, vendrán con bajas calorías. Ninguno de los que en el 2019 consiguieron menos de 1300 votos puede meter la mano en su bolsillo. ¡Con la mía no!

Las estrategias umbilicales  de cada uno de los candidatos de la Renovación No van a dar resultado con este panorama. 

Negadas tozudamente las internas - ni qué pensar de una P.A.S.O. provincial - con una Ley de Lemas que No afecta a la punta de la pirámide del poder provincial, el chiquitaje No tiene más remedio que plantear una estrategia de integración de sublemas. Una mamushca.

Para ganarle a Ripoll No queda otra que armar un consorcio y confluir en un candidato opositor.

Concordar en un candidato a Intendente de fuste para confluir cortando boleta en ese nivel y dejar que las fuerzas del acuerdo breguen por las concejalías. Un solo candidato a Intendente y libertad de acción para disputar concejales. Si sale bien la jugada, la compensación será el reparto de las secretarías y direcciones del municipio. 

Pero da la impresión de que "les candidates" son individualistas pese a que están bajo la cobertura del mismo signo partidario. La zoncera de "morir con las botas puestas" de aquellos que saben que NO van a tener competitividad puede inducir a que "Lucho gane otra vez". 

Ripoll de alguna manera los primereó a todos hace rato cuando convocó a sus orillas a Daniel Mendoza (voto evangélico), Susana Cabrera (voto docente y ex cuadro del roísmo) y Delia Dujaut ("la tía" y ex cuadro de Onetto). Hizo "Yuntas de Gobierno". 

La otra alternativa depende de la prédica y concientización que logren en el menguado entusiasmo social por la política o los políticos. Se trata de que se elijan concejales antagónicos al oficialismo; que luego No terminen siendo comprados por contratos a familiares o alguna prebenda. 

Un Concejo Deliberante fuerte sería el resultado más deseable para revitalizar la alicaída democracia garupaense. 

¿Quién entiende eso? ¡Está pidiendo un milagro!

Viejos vaqueanos y rastreadores de la política del pago me desilusionan rápido trayéndome a la realidad. Palabras más, palabras menos me dicen que los votantes de Garupá tienen pereza mental, pobre autodeterminación y meten en la urna la boleta completa. 

¡Asinomá é!

Alcides Cruz

---

Opina en el casillero de comentarios de la página; suscríbete sin cargo al Canal de TV Comunitario (  https://bit.ly/3Oxvewk  ) y AYÚDANOS con una pequeña donación en pesos para continuar con nuestra labor informativa independiente mediante el siguiente enlace de Whatsapp: 


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital