5/28/2024

Misiones. Provincia rica con salarios paupérrimos.






Por Alcides Cruz




Que nadie se equivoque. Lo que está ocurriendo en Misiones no es un cambio social o una revolución de conciencia. Es simplemente una reacción espasmódica, altamente dolorosa de un bolsillo que se vacía al 15 de cada mes.


El misionero - naturalmente -  es un bolsillo con patas. Nada más difícil de concebir para este provinciano del NEA una vida cuya esencia No pase por la fijación en el "tener". Es una indagación inconclusa de la sociología esta manera de ser.  Tal vez por las influencias europeas de post guerra, especialmente la mundial de 1914, donde miles de gringos vinieron con una mano atrás y otra adelante.


O quizás por la relación explotadora donde el capanga y el mensú marcaron profundamente la genética regional a fuer de latigazos y reviro desde la post guerra de la Triple Alianza, cuando se instalaron en la provincia los mayores capitalistas de la yerba, el tabaco y la madera. En esto Corrientes es parecida en la sumisión al patrón. 


Así entendido el Poder No es necesariamente gubernativo, sino que es directamente proporcional al que tiene plata. El poder No radica en los talentos intelectuales ni en el genio político. Anida en la capacidad o inteligencia para desarrollar y perfeccionar la habilidad de producir dinero, como sea y de donde sea.




 


La Renovación gobernante desde el 2003, es una arquitectura de negocios basada en un partido político llamada Partido Renovador de la Concordia Social como instrumento de captación de recursos. Con ello se explica la llamada Aduana paralela, o la obsesiva búsqueda de que los bonos de carbono comiencen a dar ganancias aproximadas a los 75 mil dólares de inicio. 


La Renovación como armado político es una unidad que funciona si puede explayarse en su expertise de más de dos décadas: un imán de "guita" donde los otros ponen y ella toma todo. Entre una punta y la otra está el dispositivo de goteo para fundaciones, empresarios prebendarios y políticos de toda laya, que muerden un poco del pastel, previa anuencia de la cúpula. 


Esta protesta de sectores dependiente del Estado provincial, sean policías, penitenciarios, docentes, empleados administrativos, guardaparques, etc. es un conflicto que se circunscribe a "quien la pone a la tarasca". 


La Presidencia de Javier Milei, loca o cuerda, le toco el nervio sensible, la médula espinal al modelo político de la Renovación. Las cuentas son prolijas en la planilla de Excel del Ministro de Hacienda Adolfo Safrán. A lo mejor los sectores que reclaman mejores sueldos tienen toda la razón al afirmar que con la coparticipación federal y la Aduana interna pueden cubrir esos costos. Pero!...


Se cortó la obra pública, gran fuente de sostén de los contratistas parientes y amigos del poder provincial o de los poderes municipales; se cortó la compensación nacional al transporte público de pasajeros del Sistema de Transporte urbano y metropolitano donde todo el mundo sabe, gira una parva de dinero de subsidios, con manejo discrecional tarifario y financiero. 


Se cortó la compensación de fondos previsionales del IPS, un organismo clave en el manejo, no solo  del dinero jubilatorio sino del esquema de salud de los empleados públicos de la provincia. Desde hace largo tiempo está por el suelo, con falencias de cobertura sanitaria; crisis con los sanatorios y clínicas locales. En ese campo, la disputa por las cápitas de las empresas privadas de salud es simplemente salvaje. 


Las regalías a EMSA por Yacyretá están en veremos porque salió el tiro por la culata cuando la provincia fue a reclamarlas o tratar de equilibrar cuentas con CAMMESA, que también cayó en la picota. Y tras ello, la ristra de cooperativas de energía de las localidades del interior. Todas con problemas de cobro, de mantenimiento del servicio eléctrico ya que las cuentas no cierran por la caída de ingresos de la población. Igual Misiones tiene la tarifa eléctrica más cara de la Argentina a 100 kilómetros de la represa de Yacyretá que ostenta una capacidad instalada de 3200 megavatios aguas abajo del Paraná. 


Misiones tiene riquezas que se desconocen por la baja transparencia informativa del Estado. Apenas se sabe, por los medios financiados por el Poder - como una gran noticia - cuántos turistas entraron a las Cataratas en una temporada o en un feriado largo. Nunca cuanto se facturó en el relicto cuya concesión es de la sociedad de la familia Closs - el ex gobernador y senador y Carlos Enriquez, otro de los grandes contratistas de obra pública de la provincia. 


Tiene a Papel Misionero de la familia Pagani, la dueña de Arcor; Alto Paraná del Grupo Arauco; inversiones forestales de multinacionales criollas y extranjeras; inversiones en tierras de ricos de Inglaterra; hotelería de hasta 6 estrellas regenteadas por cadenas como Radisson, Accor, etc; tabacaleras, yerbateras como Rosamonte; ganaderos; flotas de camiones de transporte de combustibles y otros insumos, como el concesionario de YPF , el Grupo Macovalle de Maurice Closs y flia; o Wiplingger y montón más.

 

Misiones tiene empresas asociadas a la captación de subsidios o financiamiento como Marandú que manejó los fondos de inversión nacional del anillo de telecomunicaciones por fibra óptica; la Biopharma para producir sustratos medicamentosos de la marihuana; Aguas de las Misiones para extraer y embotellar el agua mineral del Acuífero Guaraní...negocios, negocios y negocios.


Entonces el discurso del conflicto centrado en la falta de plata para pagar salarios a los trabajadores esenciales de la vida de cualquier comunidad se vuelve una entelequia. Es muy triste ver la cara de los habitantes de esta provincia. Al mismo tiempo sentir que al misionero lo han adocenado, formateado y subvertido a la idea de que su destino es el infalible aguante. 


Cualquier misionero común y corriente te dice: "Sin nervios" o Asinomá eh!" para significar que No vale la pena calentarse por nada porque todo esta repartido. Esa resignación es parte del negocio de los poderosos - 100 o 200 - que hay en la tierra colorada. 


La desesperación del misionero básico y su víscera sensible: el bolsillo, no es revolucionaria, ni sediciosa, ni piquetera. Es porque más abajo de ese rango socio económico No le han dejado nada. El rico manda, el pobre agacha la cabeza. 


El 30 de mayo los asalariados cobraran sus haberes. Seguramente se verán los supermercados llenos para la provista, colas en los usureros legales para pagar las cuentas, la luz, el agua. Comerá un locro, un puchero. la cortadora de pasto sonará en todos los barrios. Y por unos días, creerá que su vida es tranquila. Pondrá música fuerte para una alegría fatua y extinguible...


- "Saquen a bailar a la morocha que se muere de ganas!"



---

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV Comunitaria

Lo Mas Leido

Radio Vecinal On Line

Guía Digital