8/14/2023

Por suerte ganó Milei

Me quedé mirando los discursos de cierre, los comentarios de los diversos canales. El asombro de los coroneles mediáticos de TN, la Nación, A24 que No terminaban de digerir el triunfo de Milei, ese engendro mediático que germinaron y después quisieron matar pero fracasaron. 



La casta es la patronal de todos los soldaditos periodísticos. En el bunker libertario una mayoría juvenil cantaba con aires virginales "que se vayan todos, que no quede ni uno solo", una réplica, un deja vú del 2001, entonada en la debacle de De la Rúa por las secuelas neoliberales dejadas por Carlos Menem, a quién su idolatrado Javier rescata como el faro a seguir. 

La estrategia de la Embajada de Estados Unidos va viento en popa. El muleto fabricado para juntar votos por la extrema derecha ganó en 17 provincias, sólo que No pensaban que se convertiría en banca cuando le habían asignado la misión de jugar de punto. Macri - el Padrino - no tardó en mandarle un mensaje para recordarle que sus votos deben decantar en Patricia Bullrich y nó al revés. 

El pronóstico de Cristina Kirchner sobre un escenario de tercios se confirmó, tanto como su percepción de la insatisfacción democrática en las capas medias y juveniles que ven al futuro como ese vapor fantasmal que se levanta en el horizonte del camino. 

El discurso leído insólitamente por Kicillof  - el único ganador en el oficialismo - parecía extemporáneo, como si lo tendrían que haber dicho todos los dirigentes de Unión por la Patria hace mucho tiempo atrás. En contraste, se notó con claridad que el modelo de comunicación del gobierno de Alberto Fernández adolece de empatía, de dolor, de angustia diaria. Los spots de laboratorio cuentan un país pulcro, de imágenes de dron y sonrisas armadas. 

En las antípodas están Grabois y Milei pero son los más genuinos. En la persona política de Grabois las derechas castigan al kirchnerismo aunque lo que afirme sean verdades necesarias, reclamos irresueltos por el gobierno de Alberto que ya transita la etapa de sobrevuelos en globos aeroestáticos por el país y el mundo. 

Milei le bramó con su aliento en la cara al kirchnerismo, ergo al *peronismo; a uno de sus más emblemáticos símbolos de representación: los sindicatos. El león hervíboro le rugió al león dormido. 

Hoy el oxímoron de los dirigentes sindicales es hacer entender a un trabajador formal que sus derechos están en peligro. Que el aguinaldo o las vacaciones pagas fueron conseguidos a merced de las luchas, las muertes de otros trabajadores. Hay gremios,como el bancario cuyos afiliados son casi todos de derecha. 

* Algunos hacen de correa de transmisión.  Repiten que los kirchneristas No son peronistas. Sobre todo los que se autoperciben como "presentables o republicanos". 

Si hay una razón que le asiste a Javier Milei es la certera marcación de las castas políticas. Especialmente la casta de gobernadores y dirigentes provinciales de alcurnia rapiñada a la obra pública y prosapia nepótica. El peronismo es el nido de tales condiciones. Desde Carlos Menem los gatos peronistas no se pelean por reproducirse sino por la prebenda con el Estado. 

De todas maneras quedó demostrado que No alcanza con ganar la Provincia de Buenos Aires. Y que el desenganche de los gobiernos que se dicen peronistas de los procesos de confrontación nacional es una cobardía imperdonable. Que No se puede llorar sobre la leche derramada cuando la fuerza del conjunto se debilita por imperio de los intereses embusteros del federalismo. 

¿Y ahora que van a hacer? ¿Repechaje?  Es hora que dejen de mentir que les importa la suerte del país cuando cada uno se cortó sólo para proteger la quintita. 

(Misiones No consiguió coronar el triunfo asegurado con Massa, al cuál le vendió el paquete completo y desplazó a los genuinos representantes del peronismo kirchnerista; septiembre y la aduana especial se disuelven como caramelo de azúcar impalpable) 

Todos los días tenemos alguna noticia en el país sobre su voracidad insaciable.  Empresarios y políticos que diseñan leyes ad hoc para legitimar un contubernio. 

Massa recibió el sopapo que se merece.  Se lo merece por su modo que querer quedar bien con Dios y con el diablo. Es una versión cover de Alberto Fernández. No quiere herir a las multinacionales de los alimentos; no quiere confiscar los silos retenidos por especulación ; no quiere intervenir los intermediarios de los productos frescos; no quiere sacudir con controles a los puertos del Paraná; no quiere concentrar en el Estado la compra - venta de granos e insumos estratégicos; ¿Por qué no cierra con los BRICS, le paga TODO al FMI y se va del Atlantismo?

(Ya sé; no me diga nada por este desvarío. Solamente trato de sacudir las conciencias y recalcar el error histórico de haber pretendido cerrar grietas como el Cañon del Colorado, dar de comer en la boca a los buitres, condescender a la oligarquía vernácula...)

Por suerte, este castigo le hará caer en cuenta que está en un gobierno que se termina. Que Alberto Fernández camina como un zombie a cumplir con su destino místico de intentar ponerle el último clavo a la tapa del cajón del peronismo.

(Un segundo desvarío es imaginar el triunfo final de la derecha. Un hermoso y glorioso triunfo de los ricos que se volverán más ricos. La explosión por los aires, a velocidades supersónicas de los derechos sociales; un entrar en el túnel del tiempo a la época del capanga y el mensú; sin convenios colectivos de trabajo; pobres, discapacitados, ancianos e indígenas descartables; la plenitud de medicina, educación y recreación privada para aquellos que puedan pagarla. Un mundo feliz, exclusivo y de pocos.Y afuera, la ñata contra el vidrio, los millones que votaron a sus verdugos - en su empacho de ignorancia mediática - rascándose la testa sin comprender que les pasó) 

---

"No hay mal que por bien no venga". Imagino tronar a las barrigas de los "Gordos de la CGT"; a los amantes de documentos y comunicados con la mirada perdida. A los gobernadores "peronistas" que adoran reunirse en el CFI para hablar de federalismo, vacíos de lumbre cuando se les viene la noche. 

---

Tres tercios de 30% redondeando. Todo desbalanceado a la derecha.  Es el resumen de lo que el peronismo descafeinado, de gorilas depilados supo conseguir. 

Alcides Cruz


* Ayudame con una Pequeña Donación


Pequeñas Donaciones. Mediante este enlace  👆   o el "Alias: El-Vecinal" colaborá con este Medio Comunitario. Podés DONAR / TRANSFERIR desde Mercado Pago o desde tu Cuenta Bancaria Virtual el monto que quieras. Tu colaboración es necesaria para sostener esta iniciativa. No lo dudes.


---

Suscríbete sin cargo al Canal Comunitario - Hacé click en este enlace y dános tu apoyo




0 Comentarios:

Publicar un comentario

Opine Libremente pero Evite Insultos.

El Vecinal TV

Radio Vecinal On Line

Únete al Portal en Facebook

Lo Mas Leido

Guía Digital